AccesoriosAnálisis

Smartwatch Wars

Por Belén Pintado 26 octubre, 2016 0 comentarios
samsung-gear-s-2-vs-apple-watch-launchers-hero

Las llamadas Guerras de Smartwatch, Android Wear vs iOS. Dos sistemas operativos diferentes para dos tipos de smartwatch distintos y una de las luchas más encarnizadas de los años más recientes. Resumimos algunos datos de la situación actual y el estado de las batallas.

El smartwatch es un capítulo clave en la historia de la tecnología a nivel de usuario. Un dispositivo inteligente del tamaño de un reloj que se instala en la muñeca consiguiendo un sinfín de posibilidades de motorización de nuestro cuerpo, actividad y prestaciones configurables y, además,  sincronizables con nuestro smartphone. Brillante.

En septiembre de 2013, Samsung anunció su dispositivo personalizado bajo el nombre de Gear y justo un año después, Apple presentó el AppleWatch, creando la primera discordia entre los usuarios de Android Wear y los de iOS.

Apple Watch

smartwatch apple watch

Durante 2015 Apple Watch llegó a liderar las ventas con ratio superior al 70% de la cuota de mercado. El milagroso smartwatch contaba con un sinfín de prestaciones adaptadas totalmente al usuario, junto a una navegación hipnótica. En ella se destaca la fluidez de uso de sus aplicaciones y complemntos, en comparación con el resto de los smartwatch disponibles. Calidad Apple en plena acción.

A pesar de eso, el sueño duró poco tiempo, al salir a la luz que las ventas de AppleWatch habían caído en picado, más de un 55%. En respuesta, Apple decidió bajar el precio de los dispositivos (anteriormente la mayoría rozaban precios cerca de los 1.000€) además de añadir una amplia gama de complementos, básicamente correas. Éstas cumplían nuevas funcionalidades, como por ejemplo detectar si estabas a punto de sufrir un ictus cerebral.

Esta re-adaptación ha acolchado un poco la caída hasta el punto de que Apple ha sido de las pocas compañias de telecomunicaciones que se ha atrevido a sacar un nuevo modelo, AppleWatch 2. Eso sí, abriendo nuevos frentes con la edición especial deportiva de Nike, adaptándose a las peticiones de los consumidores y alejándose del lujo en que quería posicionarse en su primera edición con Hermès.

Samsung & compañía

smartwatch samsung gear

Samsung, por otro lado, que suele constar como la mejor alternativa a Apple en la mente del usuario, ocupa un porcentaje de cuota de mercado mucho menor, el 7%. Sin embargo, recientemente sus ventas se han disparado más de un 50% y con razón. El smartwatch Gear no sólo es más asequible, sino que además tiene mayor variedad de prestaciones. Además, su sistema Android Wear puede funcionar con múltiples dispositivos de distintas marcas, a diferencia de Apple Watch, que únicamente funciona con iPhone.

Dicho esto, mientras la ventas de Apple Watch se derrumbaban, las de otras marcas como LG aumentaban un 26% y las de Lenovo hasta un 75%. No obstante, tras la salida del nuevo modelo de Apple, otros gigantes como Huawei se han decantado por no presentar nada nuevo respecto a los smartwatch. Una muestra de sabia precaución en un campo que se está desarrollando a pasos agigantados y volviéndose reservado sólo a “los mayores”. Dicho silencio por parte de la competencia se ha visto plasmado en conferencias de líderes de opinión como Google, que últimamente ni siquiera está mencionando avances en Android Wear.

Veredicto de competencia smartwatch

Queda claro que la versatilidad de Android es un gran punto a favor de las marcas menos gigantes que Apple, convirtiendo sus sistemas en el modelo de navegación “estándar” para smartwatch mientras que la Manzana sigue reservada a las altas esferas, fiel a las estrategias que siempre ha frecuentado.

Actualmente, Apple ha conseguido adaptar el modelo de Android Wear a un AppleWatch, aunque las prestaciones siguen siendo muy limitadas y las conexiones con iPhone se mantienen en un fase que podría llegar a etiquetarse de Beta. ¿Quién sabe? Puede que lo hagan deliberadamente para que los usuarios de Apple “vean” cómo de “mala” es la base de Android para que jamás dejen de usar Apple. O puede ser que realmente la potencia de software de la Manzana sea de otra galaxia, aún difícil de alcanzar por el resto de marcas mortales.

Al fin y al cabo, quién decide, quién tiene el poder de decidir si se trata de un smartwatch o sencillamente de un producto decente no es otro que, el navegante, el más crítico de los críticos, el mismo usuario.

También puede interesarte...

Comments